La Feria de El Santo es cada año una fecha esperada para todos los montillanos, ya que se conmemora el 14 de julio el fallecimiento del Patrón montillano, por lo que la ciudad vive con alegría, diversión y el mejor ambiente estos días de celebración. Tras el pregón, que tiene lugar en el simbólico Paseo de las Mercedes, las principales calles de Montilla son recorridas por los ya tradicionales “Gigantes y Cabezudos”, hasta llegar al Recinto ferial donde espera la inauguración y encendido de la Portada, que nos recuerda los añorados arcos de la Puerta de Aguilar.

La mejor música, compañía, escenario, y como no, el mejor vino de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, son alicientes que invitan a compartir estos días de fiesta.

La diversión está asegurada tanto de día como de noche, debido a que las casetas cobran vida desde el medio día hasta bien pasada la madrugada. Es el punto de encuentro de un buen número de montillanos y visitantes que pasan unos días en contacto con la cultura y tradición montillana.

Como elemento religioso de las fiestas patronales, el domingo de feria tiene lugar la salida procesional del “Santico” desde la Ermita que lleva el mismo nombre, paseando por las calles donde en su día, San Francisco Solano paseaba y realizaba sus milagros.

Anualmente, el Ayuntamiento de Montilla ofrece un amplio programa de actividades para todas las edades.

Localización: Avenida de las Camachas y entorno de Envidarte.

Fecha: Desde el 10 al 15 de julio.

Programa de Actividades: 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar